Assassin’s Creed Origins tendría entre 30 y 40% de uso adicional de CPU a causa de Denuvo


Assassin’s Creed Origins

Como mucho sabrán, en los últimos meses se han crackeado prácticamente todos los juegos con la tecnología anti-manipulaciones de Denuvo. Peor aún, muchos de los últimos títulos AAA han sido crackeados en el mismo día de su lanzamiento.

Esto supondría el fin de la compañía austriaca, ya que su protección resultaba ser prácticamente inútil frente a los grupos de crackers. Sin embargo, Assassin’s Creed Origins se lanzó el pasado 27 de octubre, y los piratas se preguntan: ¿Dónde está el crack? La respuesta es simple: Denuvo + VMProtect. Esto cual implica cientos de triggers adicionales en el archivo ejecutable y/o archivos DLL, que ciertamente les ocasiona un gran dolor de cabeza a aquellos que quieran vencer la protección.

Quizás algunos de ustedes hayan visto benchmarks de Assassin’s Creed Origins, los cuales mostraban un gran aprovechamiento por parte de los núcleos, tanto en CPUs de Intel como de AMD. Pero según uno de los crackers, la tecnología de Denuvo y su complemento VMProtect, estarían utilizando entre un 30% y un 40% de rendimiento adicional en el CPU.

De ser cierto, esto sería una verdadera catástrofe para Ubisoft. Uno entiende que la compañía ha trabajado muy duro en esta última iteración y la desean proteger sin importar su costo, pero no eso deberían dejar de pensar en aquellos fieles fans o jugadores, que por cierto no todos cuentan con los últimos CPUs de AMD o Intel.

Esto no es la primera vez que esto sucede. En RiME, la versión crackeada del mismo, seguida a su vez por una actualización oficial que removió Denuvo, mejoraba -según algunos usuarios de Steam- el rendimiento y los tiempos de carga. Aún así, todavía resta saber si los alegatos del usuario RVT (o Revolt) son verdaderos o certeros. Supongo que lo sabremos cuando el juego sea crackeado, o cuando Ubisoft decida eliminar la protección en el juego.

 


 

Fuente: PCMrace

log in

reset password

Back to
log in