Las diferencias entre Deep Web, Dark Web y Darknet, en el lado oscuro de la red


En ese ecosistema gigante e insondable llamado Internet, es probable que te suenen los conceptos Deep Web, Dark Web y Darknet e incluso, que los hayas utilizado como sinónimos de forma desacertada. ¿Conoces realmente las diferencias entre estos términos?

Lejos del dominio de la todopoderosa Google y el resto de buscadores convencionales, se extiende el Internet oculto o profundo, más conocido por el término Deep Web, el terreno que aloja contenido prohibido, tráfico de armas y drogas pagadas a golpe de Bitcoin, hackers y sicarios.

7.5 petabytes de información web que no se asoma a la superficie y a la que puede dar vértigo asomarse. Allá abajo puedes sumergirte en un mercado negro donde el ciberdelito, la compraventa de datos personales o incluso de órganos y de historiales médicos está a la orden del día. Pero, ¿qué es exactamente Deep Web con respecto a Dark Web y a las darknets como el buscador Tor?

Sabemos que la porción de la red que conocemos y los dominios en los que buceamos no son más que la punta del iceberg en el vasto espacio cibernético, pero en muchas ocasiones confundimos los términos anteriormente mencionados. Es por ello que es preciso diferenciar entre Deep Web, Dark Web y Darknet, cuyo significado desentrañaremos en este artículo.

Deep Web, dónde los motores de búsqueda no llegan

La Deep Web, especialmente en su acepción originaria, es un término que engloba y describe todos los contenidos no indexables en los motores de búsqueda como Google, como las solicitudes de bases de datos dinámicas, los paywalls y otros elementos. En contraposición a la Surface Net o parte limpia de la red, esta parte del ciberespacio es significativamente más grande, formando el 90% total de la World Wide Web. 

La diferencia entre la Web de la Superficie o Web Limpia y la Deep Web es que en la primera es posible hacer un seguimiento y encontrar las páginas por medio de buscadores, mientras que para la segunda es preciso emplear buscadores como Tor, aplicaciones específicas y en algunos casos, nociones de computación cuántica y determinados scripts, incluso contraseñas o códigos especiales. La Deep Web engloba todo aquello que estando online, no es público, sino oculto y con carácter privado.

Puede haber, por tanto, desde páginas normales protegidas por paywall a otras con un disallow en al archivo robots.txt o páginas dinámicas generadas al consultar una base de datos. Este apartado engloba las páginas de resultados de buscadores turísticos o las consultas bancarias, que se generan de forma temporal y a las que no se puede acceder. Otro de los rasgos con respecto al Internet más superficial es que en este las páginas son estáticas,  mientras que las de la Deep Web tienen, por norma general, un carácter dinámico.

Dicho de forma muy genérica, la Deep Web es una recopilación de todo el contenido restringido o no indexado que se halla fuera de los buscadores convencionales o comerciales. Pasemos a la Dark Web, que es preciso englobar dentro de ella.

Dark Web, el contenido (y la cultura) oscuros de Internet

La DarkWeb o Web Oscura se trata del contenido público de la World Wide Web que existe en darknets, redes superpuestas a la Internet pública y que requieren de software específico, configuraciones o autorización para acceder. Forma parte de la Deep Web o parte de la Web no indexada por los motores de búsqueda, pero no es un término análogo sino una pequeña porción de la misma. Sus usuarios definen la web normal como Clearnet debido a su naturaleza sin cifrar. 

A pesar de que una parte de su contenido sea inocuo, también constituye un refugio para la actividad delictiva -que salió a la luz a partir de la popularidad de Silk Road y su decomiso por las autoridades-: desde subculturas racistas a hackers, traficantes de drogas o contenidos pedófilos. De hecho, un estudio publicado en diciembre de 2014 de Gareth Owen de la Universidad de Portsmouth revelaba que el 80% del contenido de Tor eran vídeos de pornografía infantil, seguidos por el mercado negro.

Los sitios individuales con más tráfico estaban dedicados a operaciones botnet, orientadas habitualmente a ataques DDOS.  También puede encontrarse micromecenazgo para asesinos a sueldo en moneda virtual, fraude cibernético y otros bienes ilegales, como drogas, órganos y armas. A la Dark Web únicamente puede accederse desde aplicaciones específicas, encontrando en ella solo un 0,1% de la World Wide Web. Ya tiene la intención de estar oculta para los motores comerciales, empelando IP enmascaradas y precisando un software determinado, como Onion.City, Onion.to, Not Evil o Memex Deep Web Search Engine.

Por otra parte, existen portales de noticias especializadas como DeepDotWeb  y All Things Vice que proporcionan cobertura de noticias e información práctica acerca de los espacios y servicios de la Web Oscura. Incluso tiene su propia Wiki.

Darknets, las redes independientes de la Dark Web

Aunque no existe una definición universalmente aceptada, digamos que si la Dark Web engloba el contenido oculto de Internet, las redes específicas que lo alojan son las darknets. El término Darknet fue acuñado en 2002 en el documento “The Darknet and the Future of Content Distribution” elaborado por cuatro investigadores de Microsoft: Peter Biddle, Paul England, Marcus Peinado y Bryan Willman. Estos la definieron en su momento como una revolucionaria colección de redes y tecnologías para compartir contenido online.

Por tanto, si la Dark Web abarca todo aquel contenido deliberadamente oculto, las darknets son las redes específicas como TOR o I2P que alojan dichas páginas web. La más famosa es Tor, de carácter anónimo y con su propia Darknet, aunque existen otras como la red friend-to-friend Freenet, I2P o Invisible Internet Project con sus Eepsites con extensión .i2p o ZeroNet.

A pesar de que muchas personas utilizan de forma indistinta el término Darknet y Dark Web, cabe destacar que las primeras son las redes ocultas entre sí, mientras que la segunda es un concepto más amplio y ambiguo que abarca tanto el contenido alojado como la cultura ligada a las profundidades abisales de Internet.

Vía | ticbeat

log in

reset password

Back to
log in